La microbiota y las caminatas por la natureza

¿Sabías que una de las principales formas de restablecer la microbiota es dando una caminata descalzo por la naturaleza? 

 

Escrito por Dra. María De Sayve 

 

Los seres humanos estamos conformados en más de un 60% por microorganismos, eso quiere decir que hay más células bacterianas, virus y hongos que células humanas en lo que nosotros llamamos CUERPO HUMANO. Cuando caminamos descalzos por la naturaleza estamos recuperando parte de ese 60% de nosotros que hemos perdido en nuestro día a día. 

Cuando caminamos descalzos por la naturaleza simplemente estamos regresando a casa, estamos conectándonos con esa parte de nosotros perdida, igual que los micelios de los hongos se conectan con todo lo demás, nosotros lo hacemos igual. 

Al final todo es muy simple aunque intentemos hacerlo complicado, somos parte de esa naturaleza de la cual intentan separarnos tanto. Los humanos nos vemos a nosotros mismos como seres cocidos en otra olla, como si fuéramos una especie distinta a todas las demás, pero más bien somos la única especie que ha olvidado su propia naturaleza. 

La definición de un ecosistema es un sistema biológico constituido por una comunidad de seres vivos y el medio natural en que viven, esto quiere decir que nosotros humanos somos un ecosistema que pertenece al mismo tiempo a un ecosistema mayor, el planeta tierra. Esto quiere decir que cuando ayudamos a cuidar nuestro propio ecosistema, directa e indirectamente estamos influyendo en un ecosistema mayor, al final lo que nos hacemos se lo estamos haciendo al planeta también. 

El estudio y trabajo de la microbiota se ha vuelto una parte primordial de mi vida y la filosofía de trabajo en Summit Health, todo cambió el día que comprendí que lo que nosotros pensamos que era un humano estaba equivocado, que la enfermedad no viene de afuera sino que es parte de nosotros y es parte de los ciclos de la naturaleza, y que aprender a transitar estos cambios y aprender a acompañar al cuerpo en sus momentos de transición más que interrumpirlos (como lo hace la medicina actualmente) es el camino para alcanzar la salud. Es el camino para salvarnos y salvar al planeta.

El tema de la microbiota ha tomado mucha fuerza gracias al auge que han tenido los probióticos en los últimos años, sus beneficios son innegables, pero a pesar de que sabemos que los probióticos reestablecen esas comunidades de bacterias en nuestro cuerpo, seguimos sin entender la dimensión de lo que estas palabras quieren decir. 

Se que integrar esta información a nuestros sistemas no es tan sencillo porque durante toda nuestra vida nos han enseñado que el enemigo de nuestra salud está ahí afuera, que debemos esterilizar todo lo que nos rodea, que debemos eliminar todas las bacterias del mundo, que debemos eliminar cualquier microorganismo de nuestros alimentos con plaguicidas, que podemos envenenar a cualquier especie que nos estorbe. Así crecimos, pensando que esta era la forma correcta, no sabíamos que tarde o temprano vendrían a cobrarnos la factura, nadie nos explico que al hacer esto nos estábamos matando a nosotros también. 

Hoy tenemos una población de humanos cada vez más enferma, en un planeta cada vez más enfermo, en donde al acabarnos sus recursos, estamos acabando con los nuestros también. 

El planeta funciona igual que nuestro cuerpo, 24/7 esta moviendo todas las piezas necesarias de la maquinaria para reestablecer el equilibrio. No importa lo que le hagamos a nuestro cuerpo, todos los días y todo el tiempo nos esta desintoxicando, limpiando, regenerando, renovando, mientras nosotros lo llenamos de antibióticos, lo alimentamos con procesados, lo llenamos de medicamentos…sin darnos cuenta que esto que estamos haciendo se lo estamos haciendo también al planeta. Sin darnos cuenta que todo esto que nos han vendido como salud, estaba muy equivocado. 

Pero bueno, tomemos un poco de aire, respiremos profundo porque no todo son malas noticias. Regresemos al objetivo inicial de esta pequeña lectura, entender desde la biología porque uno se siente tan bien al estar en la naturaleza, porque la práctica de grounding es real y debemos procurarla más. Cuando caminas descalzo por la naturaleza y practicas el grounding, estas comunicándote con ese 60% tuyo que habías olvidado, ese 60% de tu microbioma que comparte la vida con el planeta entero, caminar por la naturaleza, es permitirte regenerar, reestablecer tu equilibrio, recuperar tu energía, no es simplemente casualidad. 

Nuestro estilo de vida, especialmente el de las grandes urbes a mostrado tener a las poblaciones con la microbiota más alterada y todo esto se debe a que no están en contacto con la naturaleza, viven con grandes niveles de estrés, no llevan una alimentación correcta, no realizan ejercicio al aire libre, consumen altos niveles de alimentos procesados y son los más medicados. 

Hoy somos expectadores de un momento crítico en la historia de la salud, los probióticos pueden seguir floreciendo en la industria y defender la vida de los microorganismos o pueden convertirse en una moda más que pronto pasará a la historia. La industria cambia dependiendo de lo que los consumidores solicitan, a la industria no le importa si tienen o no razón, sólo les importa vender, ellos van a vender lo que nosotros consumamos, por lo que si seguimos en este camino veo un futuro lindo para todos nosotros. 

La responsabilidad de todo lo que sucede en nuestras vidas y en el planeta a final de cuentas es nuestro, y nosotros somos quienes tenemos el poder de hacer las cosas diferentes, de exigir algo mejor para el mundo y para nosotros también. 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


add_filter( 'sensei_disable_styles', '__return_true' );